A algunos de los sitios de patrimonio más conocidos de Irlanda, como Kilmainham Gaol , el Castillo de Dublín y Muckross House, se les ha ordenado que eliminen los libros de visitantes debido a preocupaciones que violan las normas de privacidad y protección de datos de la UE.

La Oficina de Obras Públicas cree que los libros, en los que los visitantes dejan comentarios breves junto con sus nombres y, en algunos casos, direcciones, pueden ocasionar una infracción por el Estado del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Riesgos para la privacidad

El RGPD es un conjunto de normas de privacidad y protección de datos introducidas por la Unión Europea el año pasado. La multa máxima para los organismos públicos que no cumplan con las normas es de un millón de euros en virtud de la normativa de protección de datos.

La Oficina de Obras Públicas introdujo la prohibición de los libros de visitantes al comenzar la temporada de turismo de este año. El año pasado, más de 8,5 millones de personas visitaron los lugares turísticos del patrimonio de Irlanda.

La Oficina de Obras Públicas observó que los visitantes estaban registrando datos personales, incluidos nombres, direcciones, etc., en los libros de visitantes de los sitios turísticos que estaban fuera de la vista del personal y que carecían de toda seguridad.

Cualquiera puede usar su teléfono para fotografiar y copiar los datos para utilizarlos. Esto podría hacer que el país infrinja la normativa al no proteger los datos personales.

Exceso de protección

Algunos expertos en protección de datos y privacidad han considerado esa decisión como una «locura» e «ilógica». Se considera una interpretación «demasiado literal» de las regulaciones.

Técnicamente, un libro de visitantes tiene datos personales y está en exhibición. Sin embargo, el nivel de información es bastante pequeño y las personas no tienen que firmar el libro de visitas en las atracciones turísticas.

Sería suficiente con que la Oficina de Obras Públicas ponga una nota al lado de los libros que indicando a las personas que es su decisión firmar el libro y poner en él la cantidad mínima de información sobre ellos mismos.

Esta decisión se considera una interpretación demasiado conservadora y demasiado literal de la legislación, sin mirar realmente la información que se está registrando.

Caso de los libros de condolencias

Sobre la base de la lógica aplicada podría prohibirse también la apertura de libros de condolencias en espacios públicos como consecuencia de una desastre internacional o la muerte de una figura de alto perfil.

La Oficina de Obras Públicas alegó el artículo 32 del RGPD que exige que se implementen medidas técnicas y organizativas adecuadas para garantizar un nivel de seguridad adecuado al riesgo. Por eso se recomendó suspender el uso de esos libros de visitas.

Además, el RGPD exige una finalidad para poder tratar los datos personales, lo que supone otra razón para no recopilar ese tipo de datos.

Irlanda prohíbe los libros de visitas por riesgos para la privacidad
4.3 (86.67%) 6 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.