El Parlamento europeo se enfrenta en esta nueva legislatura a una importante tarea en materia tecnológica: garantizar la neutralidad de la red.

Esta neutralidad de la red significa que las operadoras de telecomunicaciones deben tratar sin ningún tipo de discriminación todos los datos que circulan por sus redes. Se ha puesto de manifiesto que casi 200 empresas de telecomunicaciones usan técnicas por las que acceden a datos de sus clientes y comprueban para qué aplicaciones se utilizan esos datos.

Estos métodos pueden realizarse incluso cuando la conexión esté cifrada y suponen una vulneración de la privacidad de los clientes.

La neutralidad de la red en peligro

La actual normativa tiene importantes agujeros en el tema de la neutralidad de la red y la UE no hace nada ante determinadas actuaciones de las compañías de telecomunicaciones europeas. Incluso estas operadoras están presionando para que se legalicen esas técnicas de acceso a los datos.

Mediante un análisis de los datos de sus clientes pueden tener acceso a información tan sensible como la salud, creencias religiosas o preferencias sexuales.

Por ejemplo, al visitar determinadas páginas web o medios de comunicación, la operadora puede deducir tus opiniones políticas.

Si la operadora sabe cuáles son las preferencias de navegación de sus clientes puede hacer perfiles de cada uno de ellos. Por eso muchos expertos ven con preocupación la normalización de estas técnicas que suponen una infracción de la privacidad de los usuarios.

La mayoría de las empresas de telecomunicaciones europeas indican que únicamente usan estas técnicas de acceso a datos de sus clientes para ofrecerles tarifas adecuadas a la cantidad de datos que consuman. Pero afirman que no se utilizan para crear perfiles publicitarios. A esto se le llama “zero rating”, donde se deducen los datos consumidos por ciertas aplicaciones como Instagram, YouTube o Facebook.

Ofertas de acceso gratis a redes sociales o vídeos online

La normativa actual acepta el «Zero rating» solo cuando los datos que se deduzcan sean ofrecidos a todas las categorías. Esto significa que si una operadora ofrece a sus clientes visitar las redes sociales de forma gratuita, debe incluir a todas y no solo a algunas de ellas.

Estas ofertas son muy populares entre los clientes que consumen datos a través del teléfono móvil ya que con ellas pueden acceder a sus aplicaciones favoritas sin que se les descuenten los datos consumidos de su tarifa.

Ahora le corresponde a la Unión Europea decidir si se regula definitivamente la neutralidad de la red, en contra de la opinión de las empresas de telecomunicaciones, o se relajarán estas exigencias consideradas como desfasadas ante el actual avance tecnológico.

Las operadoras de telecomunicaciones espían a sus clientes
4.4 (88.57%) 7 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.