De nuevo surgen problemas para la privacidad de las personas. Y esta vez es Android el culpable.

Este sistema operativo de Google ha sido investigado por la AEPD y considera que infringe el RGPD. Se ha publicado por la Agencia un documento dirigido a los usuarios y otro dirigido a los desarrolladores donde se hace un análisis de Android.

Se considera que este sistema operativo vulnera la normativa europea de Protección de datos por la manera en la que las aplicaciones piden permisos para acceder a grabaciones de la pantalla de los móviles. También por la utilización de identificadores para personalizar los anuncios.

Personalización de anuncios en Android

Android dispone en cada dispositivo móvil de un identificador único que le permite enviar anuncios personalizados a los usuarios. Este sistema operativo da la opción a los usuarios de desactivar a través de sus ajustes este identificador de publicidad. En caso de deshabilitarlo, Google se lo comunica a las empresas de publicidad pero estas pueden no respetar esas preferencias del usuario.

Además, aunque se desactive ese identificador, algunas aplicaciones pueden enviarlo y se puede seguir elaborando perfiles sobre comportamientos y preferencias de usuarios.

Cuando reestablecemos los valores de fábrica de un móvil Android vuelve a activar por defecto ese identificador y debe ser el usuario el que lo desactive de nuevo. Esto debería ser al revés para cumplir el principio de privacidad desde el diseño y por defecto exigido en el RGPD.

Se establecen recomendaciones a los desarrolladores de aplicaciones móviles. Así, la AEPD les recuerda que enviar datos personales a terceros se considera un tratamiento de datos que debe tener una legitimación y cumplir todos los requisitos exigidos por el RGPD para que ese tratamiento se considere lícito. Dentro de esos requisitos, debe cumplirse el principio de minimización de datos.

Aplicaciones que realizan capturas de pantalla sin informar

La AEPD alerta también de que Android, desde 2014, otorga permisos a algunas aplicaciones para que realicen capturas de pantalla del móvil y las envíen fuera del dispositivo.

Existen varias aplicaciones que solicitan permiso al usuario para acceder a la pantalla del teléfono pero no le informan correctamente. Y el usuario tampoco tiene opción de comprobar si ese permiso está activado ni puede deshabilitarlo.

Por tanto, ese consentimiento del usuario para la captura de pantalla no cumple los requisitos establecidos en el RGPD ya que no se le informa sobre las finalidades de ese tratamiento.

Aquellas aplicaciones que graban la pantalla sin que el usuario lo sepa no cumplen tampoco con el principio de transparencia, incluso aunque el usuario haya dado su consentimiento.

La respuesta de Google al respecto es que han recibido esos informe y los van a analizar. Posteriormente realizarán sus alegaciones ante la AEPD.

La AEPD considera que Android infringe el RGPD
4.5 (90%) 8 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.