Un año después de la entrada en vigor del RGPD podemos analizar los beneficios y las dificultades de esta normativa en la UE.

Una de las multas más cuantiosas tras el RGPD ha sido la impuesta a Google por un importe de 50 millones de euros. Y se han interpuesto más de 200.000 denuncias por incumplimientos.

Pero, aparte de todo esto, la entrada en vigor del RGPD ha supuesto un cambio en la cultura de la tecnología y en el uso cotidiano de Internet.

Objetivos del RGPD

En principio, el RGPD se creó para unificar las distintas normativas sobre privacidad y protección de datos existentes en los Estados miembros de la UE. Y también como norma fundamental para proteger los datos de las personas.

Esta normativa europea pretendía también acabar con los desequilibrios de poder existentes entre las grandes tecnológicas y los ciudadanos, imponiendo a esas empresas mayores obligaciones respecto al uso de los datos.

Sin embargo, el Supervisor europeo de Protección de datos considera que esos objetivos han fracasado. Indica que el hecho de marcar una casilla no significa que el consentimiento se otorgue libremente.

En el Reino Unido, en este último año, únicamente se han interpuesto 91 denuncias por infracciones del RGPD, la mayoría de ellas por violaciones de seguridad de los datos. Y la máxima multa se ha impuesto por Francia a Google por tratar los datos personales de los usuarios con fines publicitarios sin su consentimiento.

Parece que aún no está clara la legitimación que tienen las empresas para usar los datos personales con fines comerciales específicos. Por eso el RGPD debería aclarar qué tipo de datos pueden utilizarse y cómo.

Desconocimiento del RGPD por las empresas

Aunque ha transcurrido un año desde su entrada en vigor y continuamente se realizan eventos y cursos sobre esta normativa europea, muchas empresas aún no tienen claras sus obligaciones para cumplir el RGPD y cómo afecta este a sus negocios.

Incluso se desconoce cómo ha afectado el RGPD a la cultura tecnológica, donde la mayoría considera que palabras como consentimiento, transparencia o responsabilidad son términos vagos sin un contenido claro.

Por otro lado, las personas que accedieron a Internet en este último año se encontraron con una avalancha de ventanas donde hacer clic para poder navegar. Para estos usuarios particulares de Internet, el RGPD ha cambiado el uso y la cultura de Internet. La necesidad de tener que aceptar todas las ventanas emergentes al navegar les impide acceder a determinados contenidos además de exigir más tiempo para acceder a esos contenidos. Y el tiempo es dinero.

En resumen, podemos decir que un año después de su entrada en vigor, el RGPD sigue siendo el gran desconocido por las empresas. Por ello, sería conveniente aclarar muchas cuestiones recogidas en esta norma como el tema del consentimiento que sigue sin estar claro.

¿Favorece o perjudica el RGPD a los negocios digitales?

En el momento en que las empresas que realizan negocios online se adapten a las condiciones de privacidad establecidas por el RGPD se aumenta la confianza de los consumidores y, por tanto, se fortalece la economía digital.

Cómo ha cambiado la cultura tecnológica desde la entrada en vigor del RGPD
4.5 (90%) 6 votos

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.