Los teléfonos móviles hoy en día son auténticos almacenes de información. En ellos guardamos emails, fotos, contactos y hasta números de cuentas bancarias o tarjetas de crédito.

Y las cookies que almacena el navegador también recogen una gran cantidad de información como el domicilio o el medio de pago en compras online.

Al guardarse tanta cantidad de información en estos dispositivos los convierte en vulnerables respecto a la protección de esos datos.

Por eso es importante seguir unas recomendaciones para garantizar la privacidad de los usuarios y para que terceros no autorizados no puedan acceder a sus datos personales sin consentimiento.

Consejos para que las Apps del móvil no accedan a datos

Debido al mercado existente en torno a los datos personales y al importante valor atribuido a esos datos, los móviles se convierten en los dispositivos más débiles para proteger esos datos personales.

Los usuarios deben ser conscientes de la necesidad de proteger su privacidad y aplicar las herramientas necesarias para proteger su información sensible.

Escáner de Apps

Los usuarios pueden usar determinadas aplicaciones que sirven para analizar otras aplicaciones del teléfono móvil ya instaladas o las que se descarguen de nuevo. De esta forma el usuario sabrá de manera específica los riesgos existentes para su privacidad al usar cada una de esas aplicaciones. Una de esas aplicaciones de escaneo es WeRule.

Instala versiones de Android/iOS oficiales

Si instalas un sistema operativo no oficial pueden conseguir un diseño diferente al resto de móviles o un rendimiento mayor en tu teléfono. Pero eso puede poner en peligro tu privacidad ya que ese software es desarrollado por terceros ajenos al equipo oficial de Apple o Google y los datos recopilados por el teléfono pueden ser enviados a esos desarrolladores.

Política de privacidad del fabricante

Es muy importante que leas la política de privacidad del fabricante del teléfono móvil y elijas marcas que tengan una adecuada política de protección de datos y privacidad de los usuarios. Si compras una marca barata pero fabricada en países donde no existe una normativa de protección de datos puedes poner en peligro tu información personal y salirte más caro.

Descarga aplicaciones de sitios oficiales

Al descargar una aplicación debes hacerlo en sitios oficiales como la Play Store de Android o el App Store de iOS. Esto no es garantía total de que esa aplicación tendrá unas correctas condiciones de privacidad pero sí garantiza que será menos abusiva. Antes de publicarse en esas plataformas, las aplicaciones deben someterse a unos filtros y adaptarse a sus políticas internas para garantizar una mínima protección a los usuarios.

Acceso a contenidos innecesarios

Debes desconfiar de aquellas aplicaciones que te solicitan accesos a contenidos de tu móvil que no son necesarios para el funcionamiento normal de la aplicación. Es lógico que una aplicación de gestión de contactos te pida acceso a la agenda del teléfono pero no lo es que una app de edición de vídeo pida acceso al micrófono o al historial de llamadas. En caso de que una app te pida accesos a contenidos que no necesita no la uses y desinstálala.

Suprime información que no utilices

Una manera de proteger nuestra privacidad es no tener aplicaciones en el teléfono que no utilizamos y eliminar periódicamente la información que se encuentra almacenada en la memoria del móvil. De esta forma evitaremos exponer nuestros datos más de lo debido.

Nosotros somos los principales guardianes de nuestros datos personales por lo que debemos ser conscientes de no exponer aquella información que no queremos que sea conocida.

Consejos para que las aplicaciones del móvil no vulneren tu privacidad
4.7 (93.33%) 6 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.