Es muy importante que las empresas dispongan de una política de Ciberseguridad en la que se incluyan protocolos de comunicación y de actuación en caso de producirse un incidente de seguridad.

Conseguir un cliente conlleva mucho esfuerzo para la empresa y en un segundo podemos perderlo. Incluso podemos perder también la reputación de nuestra empresa que tanto nos ha costado conseguir.

La reputación de una empresa se va creando a través de las opiniones existentes en los medios de comunicación, los anuncios en televisión o Internet con algún personaje famoso o por probar el producto o servicio y ser acorde a nuestras necesidades. Y todo eso puede desaparecer en cuestión de minutos si somos víctimas de un ciberataque.

Coste de un ciberataque para la empresa

Los departamentos de publicidad y márketing de las empresas invierten millones de euros y multitud de personal con el objetivo de elaborar y aplicar los procesos más eficaces para lograr que una marca, producto o servicio se convierta en el favorito de los consumidores.

Si la empresa sufre un incidente de seguridad perderá todo lo conseguido y provocará una desconfianza en sus clientes difícil de recuperar.

Al analizar las consecuencias que un ciberataque produce en una empresa lo primero que se tiene en cuenta son las pérdidas económicas que supone solucionar ese incidente y restablecer la actividad normal de la empresa. También deben computarse las indemnizaciones a terceros y otros pagos que haya que realizar debido a sanciones impuestas por denuncias.

Y existe otro importante coste que debemos cuantificar: el coste por la pérdida de confianza de nuestros clientes.

Cualquier ataque informático dirigido de forma masiva contra varias empresa o solo contra una en concreto provoca importantes costes tanto económicos como reputacionales.

Estrategia de Ciberseguridad

En caso de ser víctima de un ciberataque la empresa debe tener previsto un protocolo para saber cómo actuar y cómo notificar ese incidente.

Una de las estrategias que puede adoptar la empresa en materia de ciberseguridad es la contratación de un ciber-seguro que le ofrezca soluciones técnicas y legales, servicios de consultoría y medios de comunicación para lograr que los efectos del ciberataque sean los menos posibles.

La gran mayoría de los consumidores en todo el mundo valora la imagen de las empresas en función de su capacidad de respuesta en una situación de crisis. Por eso, en estos casos es imprescindible aplicar la mayor transparencia posible. Debe existir una respuesta inmediata a cuestiones como quién debe recibir la notificación del incidente, en qué momento y a través de qué medio. Esto debe formar parte de la estrategia de Ciberseguridad de la empresa.

La respuesta que demos a un ciberataque puede marcar la diferencia entre el fracaso o el éxito. Si sabemos gestionarlo adecuadamente podemos salir reforzados e incrementar la confianza de nuestros clientes. Si no, podemos perderlos para siempre.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.