Los Mossos d`Esquadra han avisado de una nueva estafa para el robo de datos personales.

Se están enviando correos o WhatsApp en nombre del supermercado Lidl con una encuesta. Y se indica que, al responder a esas preguntas, se obtendrá una exclusiva recompensa.

Este delito se conoce como phising y en los últimos días se ha hecho viral a través de las redes sociales.

Esta técnica ya se usó también haciéndose pasar por Mercadona y prometiendo un cheque de 100 euros.

Acceso a datos personales

Los estafadores, con estos métodos, pretenden acceder a los datos personales de los usuarios. Y esos datos los usan normalmente para darse de alta en servicios premium suplantando la identidad de la víctima.

Por eso, la policía catalana realizó un aviso indicando que la empresa Lidl no había hecho ninguna encuesta y se trataba de una estafa para obtener los datos personales.

El phising es una técnica de suplantación de identidad en la que el atacante pretende robar los datos de las víctimas para utilizarlos posteriormente de manera fraudulenta.

Para ganarse la confianza de las víctimas fácilmente estos ciberdelincuentes utilizan marcas conocidas. Las más utilizadas en este tipo de estafas son las entidades bancarias.

Normalmente es difícil distinguir un mensaje de phising de otro que no lo es. Sobre todo cuando utilizan el nombre del banco del que somos clientes.

En esos mensajes usan también logotipos de esa empresa a la que suplantan y nos ponen un enlace que parece llevarnos a la web oficial de la empresa aunque no es así.

Algo que nos puede permitir detectar que se trata de un mensaje fraudulento son los errores gramaticales que suele haber en el mensaje y que no existirían de ser enviados por la empresa verdadera.

¿Cómo protegernos del phising?

Para evitar ser víctimas de un ataque de phising es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Comprueba la cuenta de correo remitente, si es sospechosa ya tienes la primera prueba.
  • Verifica la URL pasando el ratón por encima del hipertexto de la URL para comprobar si pertenece a la empresa que envía el mensaje.
  • Revisa si el mensaje tiene faltas de ortografía, ausencia de contactos o saludos estándar.
  • Si en ese mensaje nos amenazan indicando que han accedido a nuestro perfil o que bloquearán nuestra cuenta si no hacemos algo, debemos sospechar.
  • Debes tener claro que tu banco nunca te va a pedir tu número de cuenta o tu contraseña, y menos por correo electrónico.
  • Pero lo más importante de todo es usar el sentido común. En caso de que algo te parezca extraño ponte en contacto con la empresa que supuestamente envía ese mensaje para asegurarte.
Robo de datos personales utilizando a Lidl
4.5 (90%) 6 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.