Según un investigador de la Universidad de Valencia, es necesario que exista una participación de los sindicatos o un acuerdo colectivo a la hora de negociar las condiciones laborales en materia de Protección de Datos.

En el estudio realizado por este investigador se habla de las discriminaciones que puede provocar un uso masivo de datos por las empresas.

Big Data en las empresas

Las empresas, con los avances tecnológicos actuales, pueden acceder a cantidad de datos de sus trabajadores. Por ejemplo, datos sensibles como opiniones políticas, sexo, orientación sexual o religión. Todo esto lo obtienen a partir de estadísticas según su lugar de residencia, reputación en línea o consumo de información.

Los algoritmos que procesan estos datos pueden crear desigualdades.

Como ejemplo se menciona los procesos de selección realizados en los consejos de administración de empresas del IBEX35. Los puestos los ocupan 9 de cada 10 hombres, por lo que se considera que el algoritmo entiende que el hombre encaja mejor que la mujer en ese trabajo.

El uso del Big Data y las nuevas tecnologías en el procesamiento de datos para tomar decisiones empresariales puede ocasionar una complicada estructura de relaciones laborales.

Estas decisiones, más o menos automatizadas, van desde la filtración de candidaturas en los procesos de selección hasta el despido, pasando por el ascenso o el aumento de sueldo.

El hecho de que sea un algoritmo y no un humano el que trate los datos y tome decisiones provoca una importante preocupación. Ya que eso puede suponer una discriminación que vulnere los derechos fundamentales de las personas.

Mayor Protección de datos

Sería necesario, a través de una regulación colectiva, ampliar la actual normativa de Protección de Datos con la figura del representante de los trabajadores o sindicatos que eviten la indefensión de estos mediante la negociación de garantías en el tratamiento de datos procesados a través de algoritmos.

También debe existir el derecho a la información. El afectado por esa información sensible a la que se ha tenido acceso a través de la tecnología, y en base a la cual se toman decisiones, tiene derecho a conocer por qué y cómo se ha tomado esa decisión. Y de esa forma podrá alegar lo que considere oportuno u oponerse a la misma.

Este investigador considera que la regulación actual en materia de Protección de Datos es individualista, dejando a los trabajadores indefensos frente a la empresa. Con ella el empresario puede establecer unilateralmente las garantías en materia de Protección de Datos. A través de la negociación colectiva se podrían establecer esas garantías conjuntamente con los representantes de los trabajadores. Y se mejoraría la posición de los empleados en el uso de sus datos.

 

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.