Con las elecciones generales y autonómicas a la vista y la posibilidad contemplada en la LOPDGDD de que los partidos políticos puedan enviarnos spam electoral, nos entra a todos la preocupación de cómo se va a manejar todo esto.

Y aquí aparece la figura del Delegado de Protección de Datos. Serán clave en la protección de la privacidad de los ciudadanos ya que deben supervisar el cumplimiento por el partido político de la normativa y atender las solicitudes de los ciudadanos de ejercicio de sus derechos en materia de protección de datos.

Circular de la AEPD sobre Spam político

La polémica disposición de la nueva LOPDGDD sobre la posibilidad de que los partidos políticos recojan nuestros datos personales y elaboren perfiles sin nuestro consentimiento ha provocado que la AEPD haya adoptado medidas específicas.

Así, ha iniciado un trámite de audiencia, que finaliza el día 5 de marzo, sobre una Circular que está preparando relativa al tratamiento de datos sobre opiniones políticas por los partidos políticos. La Agencia indica que será inflexible con la opción de elaborar perfiles políticos de ciudadanos y por eso regulará este tema de forma restrictiva.

En esa Circular se establecerán los criterios a tener en cuenta por los partidos políticos a la hora de realizar sus estrategias electorales online. Porque se tratan datos considerados sensibles.

Sin embargo, para muchos juristas, esto debería haberse hecho antes de aprobar la LOPDGDD. Por ello se están planteando presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional contra esta ley en la disposición que regula el tema.

Con la circular de la AEPD se pretende que en la campaña electoral los partidos políticos no vulneren derechos fundamentales como:

  • Protección de datos de carácter personal reconocido en el artículo 18.4
  • Libertad ideológica del artículo 16
  • Libertad de expresión e información del artículo 20
  • Participación política del artículo 23

Figura de los Delegados de Protección de Datos

En esta campaña electoral a punto de comenzar, serán los delegados de Protección de Datos (DPO) de los diferentes partidos políticos quienes tendrán que gestionar la privacidad de cada formación y todas las quejas o reclamaciones de los ciudadanos.

En caso de recibir comunicaciones no deseadas, como ciudadanos tenemos el derecho a oponernos al tratamiento de nuestros datos, solicitándolo al partido político correspondiente.

Y si no te hacen caso y siguen enviando esas comunicaciones, es posible denunciar ante la AEPD. O incluso ante los tribunales ordinarios por violación de nuestra intimidad, ya que nuestras opiniones políticas pertenecen a nuestra intimidad y no pueden usarlas sin nuestro consentimiento expreso.

Se exige la obligación de consultar a la AEPD antes de proceder al tratamiento de datos, debido al tipo de datos que se manejan y a que puede suponer un riesgo para los derechos y libertades de las personas. Salvo que el partido político justifique que ha adoptado medidas adecuadas para evitar o disminuir los riesgos.

En ese caso, el partido tendrá que enviar a la Agencia el análisis de riesgos y la evaluación de impacto realizada. Además de la justificación de las medidas adoptadas.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.