Durante el último año los ataques informáticos a empresas se han disparado un 130%. Una cifra desalentadora que ha llevado aparejada la fuga de información de miles de usuarios de todo el mundo.

En el mes de enero el experto en seguridad Troy Hunt descubrió en MEGA la que se ha considerado como la mayor filtración de datos de la historia (más de 700 millones de correos y 23 millones de contraseñas). Este tipo de ataque se considera más sensible cuando se trata de determinadas aplicaciones.

Es el caso de Tinder y Ashley Madison.

Un hackeo a esta última dejó expuestos 37 millones de cuentas.

En cuanto a Tinder, uno de sus errores de seguridad posibilitaba la entrada en la cuenta de cualquier persona con su número de teléfono. El pasado verano la empresa encriptó las fotografías de todos sus usuarios. Estas filtraciones de datos pueden ocasionar graves consecuencias legales y económicas para empresas y usuarios, por lo que era una medida necesaria.

Otro caso flagrante fue en de Grindr, que llegó a compartir datos sobre VIH de sus usuarios.

Pero curarse en salud es posible.

¿Cómo me protejo si uso Apps de citas?

En el caso de que decidas usar estas apps, lo primero que debes conocer al detalle son los riesgos.

Por ejemplo, con nuestros nombres y apellidos pueden identificarnos en los perfiles de las redes sociales, nos pueden localizar en el mundo físico a través de la geolocalización e incluso es bastante fácil que nos roben la cuenta. También pueden existir riesgos en el proceso de transmisión de datos.

Podemos protegernos de varias formas:

  • Mediante una contraseña segura, de al menos 8 cifras, que combine números y letras y contenga algún símbolo
  • Evitando los puntos de acceso WiFi públicos
  • No guardando nuestras claves ni tarjetas en el móvil
  • Usando una VPN
  • Obviando rellenar la información confidencial de identificación (como, por ejemplo, dónde estudiamos o trabajamos)

Si decides organizar una cita física, es fundamental quedar en un sitio concurrido (una cafetería, bar o restaurante). O quedar para ir a pasear por un mercadillo, a una exposición, etcétera.

Y es importante advertir a nuestros conocidos de cuándo, dónde y con quién vamos a quedar. También puedes investigar, antes de acudir, si hay evidencias gráficas de cómo es, la cantidad de amigos que tiene en otras redes sociales, pactar los términos del encuentro…

Seguros para estas aplicaciones

También hay seguros específicos con los que las compañías pueden protegerse ante estos problemas y que cada vez contratan más empresas en nuestro país.

Las coberturas habituales que incluyen estos productos son:

Estas pólizas se encuentran en alza. España es el país con mayor porcentaje de contratación de estos seguros: 1 de cada 3 compañías tiene uno.

Al igual que las tiendas físicas son conscientes de la importancia de contratar un seguro que se haga cargo ante cualquier incidente, son cada vez más los negocios que no dudan en apostar por los ciberseguros.

Aparte de los servicios indicados anteriormente, los ciberseguros suelen incluir otras coberturas como:

  • La responsabilidad por riesgos de privacidad o pérdida de datos
  • Cobertura frente a denuncias por violación de los derechos de propiedad intelectual
  • Defensa jurídica
  • Protección frente a reclamaciones por malware
  • Cobertura por pérdida de ingresos fruto de un ataque informático o vulneración de seguridad
  • Gastos de reparación y restauración de datos borrados
  • Cobertura de fraudes cibernéticos y asistencia técnica

Efectividad de esas apps

Teniendo en cuenta  las posibles filtraciones de datos y a la enorme cantidad de información que se pide para registrarse en algunas plataformas como Meetic u OkCupid, podemos cuestionarnos si estas apps resultan efectivas.

Es esencial valorar si merece la pena exponer nuestra privacidad por “amor” y sobre todo si tenemos en cuenta que el uso de las apps de ligoteo se dispara casi un 20% los días previos a San Valentín.

En concreto, las cifras indican que casi la mitad de los usuarios habituales acaban conociendo a su pareja online y que más del 70% de las citas vuelven a repetirse. Aunque esto no significa que se acabe formando un vínculo sentimental.

Como media, los días que se tarda en quedar es de tres días. Y durante esos días se intercambian unos 30 mensajes.

Para encontrar a una persona que nos guste hace falta hablar con hasta 16 distintas y, si se acaba quedando, serán necesarias unas cinco citas para dar con nuestra media naranja.

De cualquier forma, si decidimos utilizar cualquiera de estas apps, será esencial tomar precauciones para evitar la filtración de datos personales y para proteger nuestra integridad física.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.