Hoy, 4 de febrero de 2019, Facebook celebra los 15 años.

Mark Zuckerberg creó en el 2004 la plataforma que revolucionaría a la sociedad a nivel global, si bien pocas redes sociales han conseguido hacerse virales por todo el mundo tal como lo ha hecho este.

Ahora bien, la de Facebook es una historia dulce con un final amargo. Un éxito rotundo que empieza a tener grietas cada vez más evidentes.

El boom de Facebook

Facebook nació en febrero de 2004 con la intención de conectar a los estudiantes de Harvard a través de una red virtual.

La idea se viralizó de manera tal que Zuckerberg decidió abrirla en el mundo, y a día de hoy cuenta con 2.167 millones de usuarios activos y ha obtenido, en el 2018, unos resultados extraordinarios: 22.112 millones de dólares de beneficio, un 39% más ingresos que el año anterior, en torno al 95% de los cuales provienen de la publicidad. Mirando las cifras, no parece que la plataforma tenga problemas, pero estos van más allá.

La empresa de Zuckerberg tiene dos problemas principales:

Los adolescentes, el flautista de Hamelin

Los adolescentes son los que marcan la tendencia a las redes. Y cada vez más han ido desertando de Facebook.

¿Ha pasado de moda? En cierta medida.

Los jóvenes buscan un espacio para compartir sus cosas y estar lejos del control parental.

En los Estados Unidos, por ejemplo, hasta el 34% de adolescentes de entre 12 y 17 años han asegurado que han dejado de utilizar Facebook porque lo consideran «una red de adultos».

Este espacio fue Facebook durante una época, hasta que los más adultos empezaron a seguir a los jóvenes haciéndose perfiles en Facebook, cosa que de alguna manera aísla a los adolescentes.

Hoy, Facebook es todavía la red social mayor del mundo, que con un total de 2.167 millones de usuarios activos según el informe de We Are Social y Hootsuite, lidera el ranking de las redes sociales. Youtube es el segundo, con 1.500 millones de usuarios, junto con WhatsApp. Les siguen FB Messenger (1.300 millones), WeChat (980 millones), Instagram (831 millones) y Tumblr (794 millones).

A pesar de estas buenas cifras, otras redes empiezan a tener grandes crecimientos con respecto a los usuarios activos.

En Europa, predominan sobre todo Instagram y WhatsApp.

La empresa de Zuckerberg es consciente de este patrón y sabe que Facebook no es eterno. Por este motivo, pues, ya hace tiempo anunció un plan para integrar Instagram y WhatsApp en una multiplataforma, aunque la semana pasada el mismo Zuckerberg explicó que la integración «se encuentra en fases muy iniciales», por lo cual todo apunta que en el 2019 todavía no veremos esta unificación.

Los escándalos de Facebook

Hasta ahora, Facebook se ha ido salvando de sus errores, porque es una empresa lo bastante potente como para superar estas cosas. De todos modos, están jugando con fuego, porque ya van unas cuantas, y acabará teniendo una repercusión no sólo reputacional sino también económica.

De hecho, el 2018 ha sido uno de los mejores años de Facebook a nivel financiero, pero uno de los peores a nivel de escándalos.

Los más conocidos. como Cambridge Analytica o Russiagate, son sólo algunos. Desde que la red social se abrió al mundo, ha ido acumulando varias denuncias y escándalos que han mermado su reputación.

Cambridge Analytica

Este 2018 ha sido de los años más duros para la reputación de Facebook con el gran escándalo conocido como Cambridge Analytica. Fue en marzo del año pasado cuando se hizo público que Cambridge Analytica, una consultora, había podido acceder a los datos de 87 millones de usuarios de Facebook; perfiles que no habían autorizado el uso de sus datos. Estas, se utilizarían después para influir a las elecciones norteamericanas, con campañas dirigidas.

La consultora cerró dos meses después de que se destapara la trama, y las acciones de Facebook cayó en picado. Zuckerberg tuvo que comparecer ante el Congreso de los Estados Unidos para dar explicaciones, asegurando que «arreglaría» el problema.

Pocos meses después, en septiembre de 2018, Facebook se tuvo que enfrentar a otra crisis: recibió un ataque informático, dejando expuestos los datos de 50 millones de personas. Y más tarde, en diciembre, otro error de seguridad dejó al descubierto las fotografías de 6,8 millones de usuarios.

Facebook Research

Por último, hace tan sólo cuatro días la web especializado en tecnología TechCrunch destapaba que Facebook ha pagado 20 dólares en el mes a adolescentes y adultos a cambio de poder conocer de primera mano los datos de su móvil y los hábitos de utilización del mismo. Facebook habría empezado a pagar hasta 20 dólares en el mes a personas de entre 13 y 35 años desde el año 2016 a cambio que instalaran a sus teléfonos móviles una app llamada Facebook Research a través de la cual el gigante de Internet se hacía con datos de los usuarios que le permitían conocer nuevas tendencias y competidores de todo el planeta.

Estos han sido los más recientes, pero Facebook ya acumulaba de antes.

Con los diversos errores de la plataforma, se empezó a popularizar el concepto fake news o noticias falsas, después de saberse que varias organizaciones rusas habían utilizado los datos de usuarios de Facebook para hacer campañas dirigidas favoreciendo el actual presidente de los EE.UU, Donald Trump, en las elecciones del 2016.

Debido a estas crisis contínuas, se inició la campaña #DeleteFacebook (eliminar Facebook), que, aunque no tuvo un gran impacto, se sumaron personalidades importantes como el CEO de Tesla, Elon Musk, quien eliminó los perfiles de Tesla y Space X de la plataforma.

Con todo, vale a decir que la mayoría de redes sociales tienen un ciclo de vida muy corto, pero las que más conocemos son las que han conseguido sobrevivir con más fuerza. Son la excepción.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.