Los expertos en ciberseguridad suelen recomendar que no nos bajemos apps de sitios no oficiales.

El motivo: tenemos muchas más probabilidades de encontrar software malicioso ahí que en las webs de los grandes proveedores.

Sin embargo están aumentando las aplicaciones maliciosas incluso en esos entornos seguros.

Aplicaciones maliciosas en tiendas oficiales

Las aplicaciones maliciosas no solo podemos encontrarlas en las tiendas no oficiales, sino también en Google Play y Apple App Store.

Se ha descubierto un incremento de la presencia de aplicaciones troyanas en dichos marketplaces capaces de robar credenciales de los usuarios e interceptar mensajes de texto. Así como introducir criptomineros ocultos ayudándose de aplicaciones supuestamente inofensivas.

En las aplicaciones maliciosas los desarrolladores no incluyen funcionalidades maliciosas. Crean aplicaciones que son en sí mismas una ventana hacia un sitio de phishing que permite la entrada del virus en el móvil.

Estas aplicaciones con phishing aparecen de cara a los usuarios como herramientas de cuentas bancarias. De esta manera, evitan los controles de código fuente de Google Play.

Del Internet of Things al Ransomware

El hecho de que los negocios y los hogares incluyan más dispositivos conectados a Internet hace que los ciberdelincuentes busquen nuevas formas de secuestrar los dispositivos para usarlos como nodos en grandes ataques distribuidos de bots de denegación de servicios, infiltración de redes y criptomonedas.

Uno de los grandes objetivos del malware el año que viene será el Internet de las cosas (IoT).

En los últimos dos años, uno de los grandes protagonistas del cibercrimen ha sido el ransomware.

Las bandas organizadas están obteniendo millones de dólares en rescates. A lo largo del 2018 se ha visto un aumento en el número de ataques de ransomware dirigido, que, aunque menos numerosos que los ataques masivos del año anterior, son más peligrosos. Esta clase de ataques está proyectado y realizado por personas (no por bots).

El ransomware ha ganado popularidad gracias al éxito económico de SamSam, BitPaymer y Dharma, lo que es probable que inspire a nuevos delincuentes e imitadores a lo largo del 2019.

Apple App Store y Google Play no son tan seguros como nos habían dicho
4 (80%) 4 votos