Varias asociaciones de consumidores de la Unión Europea han denunciado que Google infringe el Reglamento General de Protección de Datos.

Google enfrenta una demanda similar en Estados Unidos.

El RGPD puede multar hasta con 4 por ciento de los ingresos globales a las empresas que recurran a malas prácticas.

Rastreo de localizaciones de los usuarios

El motor de búsqueda Google enfrentará una nueva disputa en lo que refiere a la privacidad de los usuarios.

Agencias de consumidores de Países Bajos, Polonia y otros cinco países de la Unión Europea solicitaron este martes a sus respectivos reguladores que actúen contra la firma por rastrear supuestamente los movimientos de millones de usuarios, en violación de la nueva ley de privacidad en la zona.

El motor de búsqueda ya se enfrenta a una demanda en Estados Unidos por rastrear supuestamente a los usuarios de teléfonos independientemente de la configuración de de privacidad.

Como parte de las denuncias presentadas, se alega que Google utiliza diversos métodos para animar a los usuarios a habilitar el historial de ubicación y la actividad de la aplicación y la web, que se incluyen en todas las cuentas de usuario de Google.

“Estas prácticas desleales dejan a los consumidores sin información sobre el uso de datos personales”, indicó el organismo.

Asimismo refirió que las prácticas de la empresa no cumplen con con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), ya que Google carece de una base legal válida para procesar los datos.

Este reglamente permite a los usuarios controlar sus datos en el viejo continente. En él se establece la facultad de multar con hasta el 4 por ciento de los ingresos mundiales de las firmas que violen la normativa.

Respuesta de Google

En una respuesta oficial, Google asegura que el Historial de localizaciones está desactivado por defecto y que queda suficientemente claro que esto no evita que siga habiendo un seguimiento de ubicaciones.

El historial de ubicaciones se encuentra de manera predeterminada desactivado. Y es posible editarlo, eliminarlo o pausarlo en cualquier momento. Activarlo, te ayuda a mejorar servicios como el tráfico previsto en tu desplazamiento.

Si se pausa, se puede recopilar y utilizar los datos de ubicación para mejorar tu experiencia de Google; indicó el portavoz de la compañía.

De tal modo que las actividades del usuario en todo momento se encuentran expuestos a pesar de las regulaciones.

Esto significa que el control de los datos no está en manos de los consumidores sino de las marcas.

Incluso, si bien actualmente se pregunta por la autorización de cookies, al momento de descargar una aplicación siguen estando condicionantes como el acceso a la galería, al directorio, ubicación, en incluso a hacer llamadas o posteos.

Es entonces cuando surge la duda sobre el seguimiento en la venta de datos privados o de hábitos de consumo.

Google acusada de violar el RGPD
4.2 (83.33%) 6 votos