César Román, más conocido como el Rey del Cachopo, se hizo pasar durante meses por José Rafael Rujano Contreras, un venezolano de Caracas residente en Madrid.

El José Rafael real llegó a recibir los mensajes de alta y baja en la Seguridad Social, pero pensó que se trataba de un error y no denunció.

Suplantación de identidad

El pasado día 16 de noviembre, José Rafael Rujano Contreras, un venezolano residente en Madrid, se enteró que su nombre estaba en todos los periódicos en mitad del rodaje de un vídeo. Sin embargo, estaba lejos de adivinar el porqué de su repentina fama: César Román, el rey del Cachopo, había suplantado su identidad y había estado escondido durante meses utilizando sus datos.

El Rujano Contreras real es un youtuber que estaba buscándose la vida como camarero en nuestro país cuando Román se encontraba levantando su falso imperio gastronómico.

La cocina se le da “regular”, como él mismo ha admitido. Tampoco conoce de nada al ahora detenido, acusado del asesinato de su novia.

Alta y baja en la Seguridad Social

Rujano Contreras estuvo intentando trabajar en la hostelería, como Cachopo. Cuando la dueña del restaurante Gerardo de Zaragoza le pidió su DNI para formalizar el contrato, César Román presentó una falsa denuncia de pérdida de documentos en la que se identificaba como Rujano Contreras.

Esto no hizo sospechar a los gestores y a los organismos oficiales que tramitaron su contratación.

El rey del Cachopo se había dado de alta y estaba cotizando como cualquier otro trabajador a la Seguridad Social.

También se le ingresaba su retribución en una cuenta bancaria del BBVA cada mes.

El verdadero José Rafael Rujano Contreras recibió la notificación de su alta y de su baja como trabajador, pero consideró que se trataba de un “error“.

La Seguridad Social le ha suprimido la cotización referida a esos días en los que Cachopo se hizo pasar por él.

Robar tu identidad puede ser muy fácil

El robo de identidad es un delito cada vez más común y supone que las víctimas tengan que pasar por dolorosos y costosos procesos para luchar contra las consecuencias de la suplantación de identidad y los fraudes que se pueden derivar de ello.

El robo de identidad se desarrolla en dos pasos.

  • Alguien roba la información personal de la víctima.
  • El delincuente usa esa información para hacerse pasar por las persona y cometer los fraudes, a esto se le conoce como suplantación de identidad.

El aspecto más perjudicial del delito no es el robo de la información de identidad, sino lo que pueden hacer con esa información los delincuentes, sobre todo en casos relacionados con la identidad financiera de las víctimas:

  • fraudes con tarjetas de crédito,
  • estafas con préstamos hipotecarios y servicios,
  • vaciar cuentas bancarias, etc.

Por eso es importante que evites facilitar datos en lugares no seguros y protejas tus dispositivos para evitar accesos no autorizados.

El Rey del Cachopo suplanta la identidad de un youtuber venezolano
4.3 (85%) 12 votos