La Agencia Vasca de Protección de Datos recibió una denuncia sobre la legalidad del sistema de huella digital implantado por el Servicio Vasco de Empleo (Lanbide).

A partir de esa denuncia comenzó a investigar varias oficinas que utilizaban ese método de identificación. Y ha trasladado la cuestión a su homóloga a nivel nacional, AEPD.

Proporcionalidad del uso de la huella digital

La AEPD está investigando y deberá dar una respuesta a las siguientes cuestiones:

¿Cumple el sistema de huella digital que se está probando en Lanbide con la nueva normativa europea de protección de datos?

¿Qué uso se está haciendo de la información recabada estos últimos meses a través de este método cuestionado?

¿Quién está procesando y almacenando las 8.000 huellas dactilares que ya se han recogido de usuarios y trabajadores del servicio?

¿Ha realizado Lanbide una evaluación de impacto de la implantación de esta medida?

El Servicio vasco de Empleo ha desarrollado esta experiencia piloto en diez oficinas para identificar a usuarios y trabajadores a través de la huella digital.

En la inspección realizada, la Agencia vasca comprobó que los datos que están siendo recabados en esa prueba piloto obran en manos de Izenpe, la empresa de certificados y firma electrónica con quien el servicio vasco de empleo firmó un convenio. Lanbide, según esas explicaciones, actúa como mero transmisor.

Es solo una entidad de registro. De momento no trata los datos. No consta que Lanbide almacene datos ni que los trate para prestar servicios que tenga atribuidos.

Competencia de la AEPD

Al estar los datos personales en manos de Izenpe y no utilizados por el servicio vasco de empleo la Agencia Vasca de Protección de Datos no es competente para resolver esa denuncia. Esta únicamente tiene competencia para analizar y emitir resoluciones sobre las actuaciones en la materia de las administraciones públicas.

Al ser Izenpe una sociedad anónima, la competencia corresponde a la Agencia Española de Protección de Datos. Por ello se le han trasladado las actuaciones para su análisis.

Se está utilizando un criterio “voluntario”, ya que las personas aludidas deben dar su consentimiento previo informado, en cumplimiento de la nueva normativa de protección de datos aprobada en la UE y que entró en vigor en España el pasado mes mayo.

Primero la huella digital iba a ser obligatoria para todos los usuarios y trabajadores. Después, se precisó que se cumpliría con la legalidad vigente. Y en todo caso la implantación del sistema queda supeditada a la aprobación de la reforma de la ley de garantía de ingresos, de momento sin acuerdo parlamentario.

La AEPD investiga la huella digital en el Servicio Vasco de Empleo
4.4 (88.57%) 7 votos