Tras la entrada en vigor del Reglamento europeo de Protección de Datos (RGPD) se han incrementado las denuncias ante la AEPD.

La Agencia ha recibido un 36% más de reclamaciones desde que entró en vigor el nuevo reglamento.

Las asociaciones de usuarios y de consumidores valoran positivamente esta subida en las reclamaciones, aunque creen que todavía hay mucho camino que recorrer.

El antes y el después del RGPD

La normativa europea otorga mayor control al usuario sobre sus datos. Las empresas deben informar sobre:

  • su uso,
  • el tiempo que los conservarán,
  • con quién los compartirá y
  • si serán transferidos fuera de la UE, entre otras cuestiones fundamentales.

El RGPD ha supuesto un antes y después. Ha cambiado la percepción y el respeto por los datos personales, aunque todavía sigue siendo una asignatura pendiente.

La aprobación de la ley fue cercana en el tiempo al escándalo de Cambridge Analytica, lo que probablemente ayudó a aumentar la incidencia mediática de la nueva norma, mientras que los menos informados probablemente sufrieron en mayor o menor medida la avalancha de correos electrónicos de las empresas.

Tendencia en el futuro

Las reclamaciones aumentarán en el futuro, la concienciación hasta ahora era precaria: Partimos de cero.

Las denuncias y la preocupación por este tipo de cosas por parte de los usuarios era una anécdota, bastante residual.

Desde Facua-Consumidores valoran también positivamente el incremento, aunque creen que es necesario esperar a ver si se mantiene en el tiempo.

El incremento experimentado por las reclamaciones viene dado por:

  • “mayor conciencia” del usuario,
  • mayor uso de datos por parte de las empresas y
  • “positivo efecto llamada” de la exposición mediática de la ley.

Las principales reclamaciones que esta asociación de consumidores recibe en relación con un uso fraudulento de datos son relativas a:

  • falsa morosidad (consumidores que son incluidos en ficheros de morosos por deudas falsas o infladas),
  • llamadas o correos no deseados (“spam”) y
  • filtración de datos.

La nueva normativa europea vino a armonizar la legislación entre los Estados miembros y a actualizar una anticuada directiva de la década de 1990, que nació en una Europa sin redes sociales ni teléfonos inteligentes. Y con un uso de Internet mucho más limitado que los 250 millones de europeos actuales.

Aumento de las reclamaciones ante la AEPD tras el RGPD
4.6 (92.5%) 8 votos