¿Qué elementos de una página web están protegidos por la ley de propiedad intelectual?

¿Es posible crear un sitio web inspirado en otro?

¿Cuándo podemos considerar que un sitio web es original?

¿A quién pertenecen los contenidos generados por los usuarios?

Si te interesa todo esto no te pierdas este post donde te explico en qué consiste la Propiedad intelectual de las páginas web.

Vamos al lío!

¿Que es la Propiedad intelectual?

La propiedad intelectual es el derecho que reconoce la autoría de una obra, ya sea literaria, musical, audiovisual o artística.

Las páginas web también pueden ser objeto de derechos de autor. Y están protegidas por la Ley de Propiedad Intelectual igual que los programas de ordenador.

Los sitios Web son utilizados por las empresas como un excelente instrumento para favorecer el comercio electrónico e incrementar las ventas.

A medida que aumenta este tipo de comercio, mayor es el riesgo de que otros copien la apariencia y el funcionamiento del sitio Web de tu empresa, algunos de sus elementos o su contenido. También aumenta el peligro de que las empresas se enfrenten a denuncias por uso no autorizado de los activos de propiedad intelectual de terceros.

como proteger la propiedad intelectual en internet ley de servicios de la sociedad de la informacion

Conviene dejar claro en el Aviso Legal quién es el titular de los contenidos de la web (texto, imágenes, sonidos, bases de datos, programas informáticos, marcas, logotipos) y el uso que se permite de ellos. En caso de contenidos ajenos, su uso estará sujeto a las condiciones originales de estos, pero en el caso de los propios, además de la visión legal del asunto, se deberá examinar a la luz de los intereses comerciales.

Quizás al titular no sólo no le importe, sino que incluso le convenga, que sus contenidos sean reproducidos y utilizados en otros sitios, siempre que se indique la fuente original.

Elementos de la página web a proteger

Pueden protegerse varios elementos de la página Web de las empresas mediante derechos de propiedad intelectual.

Aquí tienes varios ejemplos:

  • Los métodos de comercio online, los motores de búsqueda y otras herramientas técnicas de Internet pueden protegerse por patente o como modelo de utilidad;
  • los programas informáticos pueden protegerse por derecho de autor y por patente, según establezca la legislación nacional;
  • el diseño del sitio Web se protegerá por derecho de autor;
  • el contenido creativo del sitio Web, por ejemplo, textos, fotografías, gráficos, música y vídeos, puede protegerse por derecho de autor;
  • las bases de datos pueden protegerse por derecho de autor o mediante legislaciones específicas al respecto;
  • los nombres de productos y de dominio, logotipos, nombres comerciales y otros signos publicados en el sitio Web de su empresa pueden protegerse como marcas;
  • los símbolos gráficos creados por ordenador, las imágenes de pantalla, las interfaces gráficas de usuario e incluso las páginas Web pueden protegerse mediante la legislación sobre diseños industriales;
  • los aspectos confidenciales del sitio Web (los gráficos, el código fuente, el código objeto, los algoritmos, los programas u otras descripciones técnicas, los gráficos de datos, los gráficos lógicos, los manuales de usuario, las organizaciones de datos y el contenido de las bases de datos) pueden protegerse mediante la legislación sobre secretos comerciales. Siempre que no sean revelados al público y su empresa haya tomado las medidas necesarias para mantenerlos en secreto.

¿Cómo puedes proteger la web de tu empresa?

Para proteger la página web de tu empresa debes adoptar una serie de medidas:

Protección de derechos de Propiedad intelectual

Para ello debes:

  • registrar tus marcas;
  • registrar un nombre de dominio que sea fácil de utilizar y sea representativo de tu marca o nombre comercial. En caso de que el nombre de dominio también pueda registrarse como marca, es conveniente hacerlo. De esta forma tu empresa podrá hacer valer más adecuadamente sus derechos contra quienes intenten utilizar el nombre para comercializar productos y servicios similares, e impedirá a otros registrar el mismo nombre como marca;
  • patentar los procedimientos comerciales utilizados en Internet en los países que dispongan de ese tipo de protección;
  • registrar tu sitio Web y los elementos protegidos por derecho de autor en las oficinas de derecho de autor de los países en que se prevea esta opción;
  • tener cuidado respecto de la divulgación de sus secretos comerciales. Asegúrate de que todos los que posean informaciones de tipo confidencial (por ejemplo, los empleados, los contratistas de empresas de mantenimiento, las empresas que se ocupan del sistema central, los proveedores de servicios de Internet) firmen un acuerdo de confidencialidad.
  • suscribir una póliza de seguros que cubra los costes jurídicos en caso de que tengas que iniciar acciones contra los infractores. Asegúrate de dejar constancia de este hecho, por ejemplo, publicando un aviso en el sitio Web de la empresa, con lo que se podría disuadir a posibles infractores.

Comunicar a los usuarios que el contenido está protegido

Esa información puedes proporcionarla de diferentes formas:

  • Las marcas de la empresa deben utilizar los símbolos ®, TM, SM u otros símbolos similares. También es posible utilizar un aviso de derecho de autor (el símbolo ©, o la palabra “Copyright”) para alertar al público de que el material está protegido por derecho de autor.
  • Usar marcas que incorporen la información sobre el derecho de autor en el propio contenido digital. La marca digital puede:
    • figurar de forma clara, como los avisos sobre derecho de autor que aparecen al margen de las fotografías;
    • estar incluida en el documento, al igual que los documentos impresos en papel, o
    • estar anexada de manera que no sea posible descubrirla normalmente y únicamente pueda extraerse sabiendo cómo y dónde hay que buscarla.
  • Utilizar una indicación de fecha y hora. Se trata de una inscripción asociada a un contenido digital que revela en qué estado se hallaba el contenido en un momento determinado. Puedes utilizar un mecanismo especializado de indicación de fecha y hora que dé fe de la información contenida en la etiqueta digital.

Informar a los usuarios sobre cómo usar el contenido

Debes incluir una advertencia en cada página del sitio Web explicando la postura de tu empresa respecto al uso del sitio. De esta forma los usuarios conocerán al menos qué usos están permitidos (por ejemplo, si pueden crear enlaces con el sitio, descargar e imprimir material del sitio y en qué condiciones), y con quién ponerse en contacto para obtener la autorización que corresponda.

aviso alerta

Debes informar en cada página de la web sobre el uso del sitio

Controlar el acceso y uso del contenido

Puedes utilizar medidas de protección que limiten el acceso a las obras publicadas en el sitio Web únicamente a los usuarios que acepten determinadas condiciones para utilizarlas o que hayan pagado por ello.

Entre las técnicas más utilizadas están:

  • Acuerdos incluidos en el sitio Web.
  • Cifrado.
  • Control de acceso o sistemas de acceso condicional.
  • Difundir imágenes de calidad insuficiente para los usos supuestamente indebidos.
  • Huellas digitales.

Preguntas frecuentes

¿Quién es el titular de los derechos de Propiedad intelectual de la web de tu empresa?

Generalmente, los elementos del sitio Web pertenecen a personas diferentes.

Por ejemplo, una empresa puede ser titular de los derechos sobre los programas informáticos de navegación, mientras que otras pueden serlo del derecho de autor de las fotografías, los gráficos y el texto. Y otra persona diferente, ser titular del derecho de autor sobre el diseño del sitio.

No es necesario que tu empresa sea titular de los derechos de Propiedad intelectual sobre todos los elementos del sitio Web. Pero sí debe saber:

  • de qué es propietaria,
  • qué está autorizada a utilizar y
  • de qué manera.

Si la empresa contrata a alguien para hacer la página web, ¿quién es el titular del derecho de autor?

La mayoría de las empresas encargan la creación del diseño de su página Web a contratistas externos y dan por supuesto que son los titulares de esos derechos por el hecho de haber pagado por la realización del trabajo.

Sin embargo, es posible que no sea así.

Normalmente, los proveedores independientes (a diferencia de los empleados de la empresa) son titulares de los derechos de Propiedad intelectual sobre las obras que crean, aunque la empresa haya pagado por ellas, a no ser que se indique lo contrario en un contrato escrito.

¿Qué debo incluir en los acuerdos de creación de páginas web?

En el pacto de elaboración de la Web deben tenerse en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Alcance de la tarea que ha de ejecutarse,
  • propiedad del material,
  • garantías,
  • mantenimiento y actualización,
  • confidencialidad y
  • responsabilidad.

En conclusión: más vale prevenir que curar.

Antes de emprender una actividad de este tipo, es importante consultar a un abogado especializado en Internet acerca de los problemas de Propiedad intelectual.

¿Necesitas cumplir la LOPD?

Cómo proteger la Propiedad intelectual en Internet
4.6 (91.67%) 12 votos
  1. “Si la web incluye un formulario de contacto, y siempre con la precaución de solicitar únicamente los datos imprescindibles, deberá cumplir las condiciones de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Esta claúsula es necesario no sólo incluirla en el Aviso Legal, sino también en el propio formulario,….”

    ¿Dónde está todo eso en esta web? 😀 😉

  2. ¿No habría que ponerlo debajo/junto a “esta” caja de envío de comentarios? Más que nada por el email que tenemos que poner si queremos comentar.
    …aunque lo del mail no tengo muy claro si es un dato personal o no. Mirando en el formulario de alta de ficheros en la Agencia de Protección de Datos el email no figura como dato personal, pero buscando en Google me salió un BOE en el que parecía que sí lo es 😕

  3. Jorge: disculpa el retraso en contestar, debido a que ayer hubo un ataque a los servidores donde se aloja el blog y estuvo caído varias horas.
    En tu primer comentario había entendido que te referías al formulario de contacto, no al cajetín de comentarios, por eso te di esa respuesta.
    Respecto a este último si no tiene aviso de privacidad es porque los datos no van a ningún fichero ni se organizan de forma alguna, de hecho ni siquiera se comprueban y podrías introducir un comentario con un correo inventado.
    Sobre el correo electrónico hay mucha discusión, pero la tesis de la Agencia, siguiendo una directva europea, es que sí es dato personal, y por eso sí tengo el aviso legal para suscriptores, que sí es un fichero estructurado y debidamente inscrito en el RGPD.

  4. El e-mail sí puede ser un dato personal. En el formulario de alta de ficheros se debe indicar en el apartado dirección, pues se refiere tanto a la postal como la electrónica.


Comments are closed.