checkSi un procedimiento legal da la opción a una persona de decidir si desea o no cumplimentar determinada opción en un formulario, no podemos tomar esa decisión en su lugar dejando premarcada la casilla correspondiente, como ocurre en ocasiones con la cuestión de envíos comerciales en formularios de toma de datos personales.

Podemos ver un ejemplo de incumplimiento y sanción por este tema en el Procedimiento Nº PS/00379/2014 de la Agencia de Protección de Datos (AEPD).

En este expediente quedó acreditado que la denunciante se opuso a la recepción de comunicaciones comerciales mediante email de fecha 28/10/2013 y 30/10/2013.
Posteriormente y según afirmó la representación de la empresa denunciada, la denunciante realizó una compra online con fecha 28/12/2013 y de acuerdo con la cláusula incluida en la web respecto a la obtención del consentimiento para la recepción de publicidad, y ya que no fue marcada la opción de no recibir publicidad por la denunciante, el consentimiento o autorización se “activó”.

En este sentido la AEPD aclara:

 

(…)  debiendo señalarse a este respecto que el art. 15 del Real Decreto 17520/2007 de desarrollo de la LOPD y de aplicación en cuanto a las características del consentimiento de acuerdo con el art. 19 de la LSSI, señala en cuanto a la obtención del consentimiento para fines no relacionados con la ejecución de contrato que se trate, como en el presente caso pues la recepción de publicidad no es necesaria para la compra de los productos de la denunciada que: Si el responsable del tratamiento solicitase el consentimiento del afectado durante el proceso de formación de un contrato para finalidades que no guarden relación directa con el mantenimiento, desarrollo o control de la relación contractual, deberá permitir al afectado que manifieste expresamente su negativa al tratamiento o comunicación de datos.

 

En particular, se entenderá cumplido tal deber cuando se permita al afectado la marcación de una casilla claramente visible y que no se encuentre ya marcada en el documento que se le entregue para la celebración del contrato o se establezca un procedimiento equivalente que le permita manifestar su negativa al tratamiento.

 

Es decir, que como indicábamos al inicio, al diseñar formularios en los que vamos a solicitar permiso para el envío de comunicaciones publicitarias o cualquier otro fin no relacionado con la ejecución del contrato, la casilla correspondiente debe estar libre de toda marca, dejando que sea el interesado quien tome la acción afirmativa de marcarla por sus propios medios.

Tampoco resultó de ninguna utilidad otra de las alegaciones de la empresa denunciada, que intentó disculparse con la excusa de que los envíos se habían realizado durante el fin de semana. La AEPD afirma que una de las mas significativas características de los servicios relacionados con la Sociedad de la Información y Comunicación es el hecho de superar variables como el tiempo y el espacio o la distancia, y es por eso que respecto al momento en que se han producido los envíos (fin de semana) y la intención por parte de la empresa denunciada de dulcificación de la antijuricidad que lleva consigo, no puede ser tenida en cuenta puesto que existen procedimientos automáticos de gestión de bajas que no precisan de la intervención humana y que la denunciada, debido a su propia actividad en internet debería ya haber establecido. Y así, de la misma manera que gestiona compras y servicios online de modo automático, debe mantener las mismas características que le brinda la tecnología para atender los derechos de sus usuarios.

Y por tanto el Director de la AEPD RESUELVE:

PRIMERO: IMPONER a la entidad MANGO-ON LINE, S.A., por una infracción del artículo 21 de la LSSI, tipificada como leve en el artículo 38.4 d) ) de la LSSI, una multa de 5.000 ( cinco mil euros) de conformidad con lo establecido en el artículo 40 de la citada LSSI.

Cuidado con los formularios con casillas marcadas
Vota este artículo