El spam más absurdo jamás visto

862

Spam-a-lotSiempre que se envían comunicaciones comerciales no solicitadas, ya sea vía SMS, fax, email, etc., se corre el riesgo de que el receptor conocedor de sus derechos proceda a denunciar el hecho ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y este organismo sancione al emisor del spam por vulneración de la Ley General de Telecomunicaciones (LGT) y/o la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI). Pero lo que resulta francamente falto de toda lógica es enviar spam… a la propia AEPD.

Y sin embargo ocurrió, tal y como veremos en este procedimiento sancionador.

En una de las líneas telefónicas de titularidad de la AEPD, se recibieron varios mensajes publicitarios no solicitados en los que una S.L. ofertaba servicios de recobros de morosos.

Aunque los faxes indicaban una razón social para la empresa emisora, la AEPD recibió devueltos todos sus intentos de comunicación vía los servicios de correos, indicando además la Policía Municipal que el administrador de la firma “cambia frecuentemente de domicilio, ocupando sucesivamente viviendas en régimen de alquiler de las que se marcha sin llegar a hacer efectivo los últimos pagos y sin dejar señas.”

Una vez publicado en el BOE el Acuerdo de Inicio de Procedimiento Sancionador y ya que la mercantil no justificó contar con el consentimiento previo y expreso de la AEPD para la remisión de un total de nueve mensajes de Fax de venta directa a dos líneas de teléfono titularidad de la AEPD, el Director RESUELVE:

PRIMERO: IMPONER a la entidad RECOBROS EXTRAJUDICIAL S.L., por una infracción del artículo 38.3.h) de la LGT, tipificada como grave en el artículo 38.3.c) de la LSSI, una multa de 30.001 € (Treinta mil un euros), de conformidad con lo establecido en los artículos 39.1.b) y 40 de la citada LSSI, y todo ello con arreglo a lo dispuesto en el artículo 53.z) de la citada LGT.

 

 

El spam más absurdo jamás visto
Vota este artículo

3 Comentarios

  1. Hola.

    Vivo con mi madre que es una señora mayor.

    Ayer recibí a las 23:30 horas una llamada en la cual me colgaron en cuanto respondí. Supongo que al no reconocer a una anciana fácilmente influenciable, cortaron la llamada.

    Lo digo, porque a través de internet, he identificado que la llamada proviene de una proveedora de servicios de telefonía e internet con fama de ser muy muy acosadora.

    Nuestro número de teléfono figura en la Lista Robinson, y jamás hemos tenido (ni tendremos) relación con dicha proveedora de telefonía e internet.

    He rellenado la denuncia para la AEPD pero desconozco si me merece la pena presentarla.

    Gracias por su atención.

Dejar respuesta