Un empresario decide instalar un sistema de videovigilancia en su establecimiento comercial, circunstancia que no tiene nada de extraño en los tiempos actuales. Si además es un profesional medianamente serio sabrá o averiguará que existe una Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que entre otras cosas regula el uso de la videovigilancia y que le exige dar de alta el correspondiente fichero, informar a los afectados mediante la colocación de carteles, etc. Sin embargo, parece que resulta necesario recordar que el cumplimiento de una ley no suspende el sentido común, y que hay cosas que parecen caer por su propio peso sin necesidad de que una ley lo diga. Por ejemplo: ¿no parece al menos un poco raro que los monitores de videovigilancia estén expuesto al público “a la entrada del establecimiento en el sitio de mayor visibilidad”? Pues así ocurrió en el Procedimiento PS/00398/2010 que terminó con una sanción de 2.500 €.

La Policía Municipal de Madrid remitió un informe a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por la existencia de seis cámaras de videovigilancia en el local sin presentar carteles indicativos de zona videovigilada y sin indicaciones del lugar donde pueden ejercer sus derechos los afectados.

La empresa denunciada remitió a la AEPD sus alegaciones indicando el nombre de la empresa instaladora, el código de inscripción del fichero, copia del documento informativo, etc… pero además añadió:

Respecto de la información facilitada a terceros sobre la existencia de monitores que permitan visualizar las imágenes captadas por las videocámaras, manifiestan que existe un monitor en el local que permite visualizar las imágenes captadas por las videocámaras y que se ubica a la entrada del establecimiento en el sitio de mayor visibilidad.

¿Quéeeee?, se debió preguntar el inspector de turno a leer esto (o quizás, si es algo más joven e internauta: “WTF?”).

La AEPD, además de desestimar que tal hecho equivalga a la información que el responsable del fichero está obligado a proporcionar mediante carteles, responde:

Aquí resulta necesario advertir que sólo XXX como responsable del fichero de videovigilancia, o la empresa denominada YYY, como encargada del tratamiento pueden visionar las imágenes captadas por las cámaras. Estas entidades tienen el deber de garantizar la seguridad de las imágenes en los términos previstos en la LOPD y su Reglamento de desarrollo, debiendo observar la debida reserva, confidencialidad y sigilo en relación con las mismas. En el presente caso, las imágenes captadas por las cámaras se han visionado por todas las personas que han accedido al local así como los empleados del mismo, lo que constituye un tratamiento de datos sin consentimiento.

Y por lo tanto el Director de la AEPD RESUELVE:

PRIMERO: IMPONER a la entidad XXX, por una infracción del artículo 6.1 de la LOPD,  tipificada como grave en el artículo  44.3 d) de dicha norma, una multa de 2.500 € (dos mil quinientos euros) de conformidad con lo establecido en el artículo 45 de la citada Ley Orgánica.
No hagas públicos los monitores de videovigilancia
Vota este artículo
  1. No sabes lo que me alegro que haayas publicado este artículo.
    Es increíble la cantidad de monitores CCTV a la vista de todo el mundo, aparte de que probablemente ni se han intentado tomar medidas menos invasoras de la privacidad.
    No es el único caso. Tambíen está el PS/0634/2009, en este caso un banco con monitor a la vista, ¿os suena?
    Un saludo.

    1. Gracias Santiago por la referencia. La verdad es que con esto de la videovigilancia se ve de todo. ¿Qué decir de esos sistemas en comunidades de vecinos enganchados para que cada vecino vea las imágenes en su televisor? A veces lo de compartir se lleva demasiado lejos…

  2. Una duda, tener acceso a los monitores en tiempo real no tiene por qué suponer acceso al archivo. De hecho, si la cámara no graba no hay archivo. Sería entonces acceso a datos, no a archivos.

  3. Estoy totalmente de acuerdo con @gapconsult.
    No es lo mismo si no se graban las imágenes (aunque el “sentido común” sirve lo mismo en ambos casos)
    Un abrazo.

  4. Gapconsult, Jose Luis: cierto, pero la sanción es por 6.1, falta de consentimiento, y para eso bastaría con que hubiera habido un solo visionado, independientemente de que haya acceso o no, fichero o no.

    Juan: se agradece el elogio, pero con todo lo que tu sabes, la próxima vez escribe algo más 😉

  5. Perdonad que insista, pero si la sanción es por 6.1., es por no solicitar la autorización pertinente. Luego, ¿Hubiera habido sanción si hubiera tenido los carteles avisando independientemente del acceso a los monitores?
    ¿Se pueden enseñar entonces lo monitores? ¿Ocurre lo mismo con los escáners de seguridad de ciertos organismos, expuestos al público? Gracias

  6. Gapconsult: pero no es vulneración del 6.1 en el sentido afectado-empresa (eso efectivamente se subsana con el cartel de marras), lo es en el sentido afectado-terceros. El problema es que otros vean esas imágenes, y eso no hay cartel que lo pueda justificar porque es una cesión que precisaría siempre de consentimiento expreso.

  7. También sería una infracción de las medidas de seguridad, en concreto, del control de acceso.

    No obstante, mientras el visitante no tenga acceso a las cintas de grabación, no deja de ser cierto que a través del monitor puede ver lo mismo que podría ver con sus propios ojos.

    Supongo que esto es lo que hace que el criterio de muchas tiendas no coincida con el criterio de la AEPD, dejando de formar parte del sentido COMÚN (como muchas otras situaciones que provoca la LOPD).

  8. ¿No puedo tener un espejo en mi establecimiento? terceros pueden ver el reflejo del que se encuentre enfrente…

    La razon de los monitores es disuasoria o de control directa por parte del responsable.

    Ya esta bien de molestarse por todo a nadie le importa que le vean si no hace nada malo. Por el contrario a mi me hace sentirme mas seguro.

    1. Hola NIU: gracias por visitarnos y comentar, pero permíteme que discrepe. Para empezar un espejo no graba, no tiene zoom, no hace seguimiento, etc… Luego está lo de “a nadie le importa”, lo siento, es una opinión personal, A TI no te importa, pero A MÍ por ejemplo sí, y a otras personas también. A los que hacen botellón tampoco les importa la suciedad y el ruido que pueda generar, pero a los vecinos que lo soportan sí, etc, etc…

  9. Entonces no entiendo el titulo del articulo. Deberia de titularse: “si hacen publico el monitor, avisen con carteles LOPD!”… o no?
    Saludos!

    1. Dami: precisamente lo que dice la resolución es que lo que nunca debe hacerse es colocar monitores de ese tipo al alcance de la vista de cualquiera. Colocar un cartel de aviso no convierte en legal algo que no lo es.


Comments are closed.