Cada año, cuando se acercan las fechas de la declaración del Impuesto sobre Rendimiento de las Personas Físicas (IRPF), suele surgir la cuestión de qué nivel de seguridad se deben aplicar a datos como la asignación a la Iglesia Católica, la indicación de donaciones deducibles efectuadas a ONG, grado de discapacidad, importe de la cuota sindical y matrimonio entre personas del mismo sexo.

Estas cuestiones se aclaran en el Informe 0524/2009 del Gabinete Jurídico de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

En lo que se refiere a la asignación a la Iglesia Católica, se compara con otro informe anterior acerca de la elección de la asignatura de religión:

De este modo, la contribución puede traer causa de las relaciones personales o familiares del sujeto o de su conocimiento de la obra llevada a cabo por la Iglesia, denotando la marcación de la casilla únicamente la preferencia del contribuyente por una determinada obra social, sin que ello implique necesariamente que aquél profesa unas determinadas creencias, del mismo modo que la opción por la asignatura de religión puede tener su origen en una decisión del interesado no vinculada a esas creencias, como se indicaba en el ya citado informe.
(…)
En consecuencia, al no tener el dato el carácter de especialmente protegido, su tratamiento no exigirá por sí mismo la implantación de las medidas de seguridad de nivel alto previstas en el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999.

Sobre el dato de grado de discapacidad:

Por ello, aún cuando los datos no se recogen para que el responsable cumpla con su deber legal sí son recabados con ocasión del cumplimiento por el propio afectado de dicha obligación, por lo que sí será posible entender que en el supuesto planteado, y siempre que los datos sean los meramente referidos a la discapacidad del afectado, operará la especialidad prevista en el artículo 81.6 del reglamento. En consecuencia, será posible la implantación sobre el fichero de las medidas de seguridad de nivel básico previstas en el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999.

Acerca del dato relativo a la cuota sindical:

A nuestro juicio, la conservación en papel del soporte documental que justifica la determinación de una cierta deducción en la declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas podría considerarse incluida en dicha excepción, por lo que siempre que dicha información se conserve en soporte papel sería posible implantar sobre el fichero las medidas de nivel básico.

Al igual que en el caso examinado relativo a la cuota sindical, el tratamiento automatizado del dato relativo a la deducción en la correspondiente declaración tributaria no exige la constancia de la entidad a quien se ha efectuado la donación, realizándose el tratamiento por el asesor fiscal en soporte papel, de manera que, siempre que esa información se conserve de
forma no automatizada, cabría aplicar la adopción de medidas de nivel básico.

Respecto a la constancia en la declaración de la renta del matrimonio entre personas del mismo sexo, es criterio de la AEPD, que si hasta la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio, los hechos relativos al matrimonio inscritos en el Registro Civil no se consideraban especialmente protegidos, la misma conclusión debe mantenerse con posterioridad a aquella. En consecuencia el tratamiento de este dato no requiere la adopción de medidas de seguridad de nivel alto.

Medidas de seguridad de asesores fiscales respecto a datos IRPF
Vota este artículo
  1. Buenas tardes Jesús

    Acabo de leer el artículo y me gustaría preguntar lo siguiente

    A través de una declaración de renta te puedes hacer una idea sobre la situación económica o financiera de una persona. Seria necesario aplicar el nivel medio??

    Me gustaría saber su opinión, gracias

    1. Rubén: gracias por visitarnos y comentar. El tema es complejo hablarlo en general, ya que habría que verlo en cada caso. No es lo mismo una asesoría fiscal con empleados y clientes regulares de los que guarda copia de sus expedientes (yo aplicaría nivel medio) que, como se da con cierta frecuencia, el caso del asesor mercantil que por “hacer un favor” a un empresario le rellena la declaración sin mantener copia de ningún documento personal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *