¿Qué derechos me proporciona la LOPD como usuario?

1012
como ejercer derechos de proteccion de datos

En esta ocasión os presento una nueva colaboración en el blog, es Soledad RodríguezJoven lectora empedernida, blogger y obsesionada con el aprendizaje informal. Amante de las nuevas tecnologías y de la comunicación digital.

Soledad nos va a hablar de nuestros derechos como usuarios en materia de Protección de Datos. Os dejo con ella.

La movilización de los usuarios que pedían una seguridad en Internet para proteger sus datos personales, ha supuesto un cambio sustancial con la promulgación de la LOPD (Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal) llevada a cabo por la Unión Europea. Gracias a esta prerrogativa, las personas que navegan por la red e introducen sus datos tienen derecho a que con estos se establezca un uso que no les pueda perjudicar. Para ello, dicha ley comprende unos apartados que dan una seguridad y privacidad que se estaba viendo reducida.

Derechos de la LOPD

Estos apartados comprenden la capacidad de los usuarios para:

  • Derecho de acceso: permite a los usuarios solicitar información para saber qué tratamiento se está dando a los datos que previamente ha facilitado. Además podrá saber qué finalidad tiene dicho tratamiento, el origen de los propios datos y las comunicaciones que se prevean a raíz de estos. Una vez se aprueba el acceso, los usuarios tienen derecho a acceder a todos los datos que estén incluidos en la base y que se refieran a su persona, los que resulten de procesos informáticos y finalmente el origen y la finalidad que se ha perseguido con estos.
  • Derechos de rectificación o cancelación: esta posibilidad se ofrece a un usuario que entiende que sus datos estén supeditados a un tratamiento que resulte inexacto, incompleto, inadecuado o excesivo. Si esto ocurriera, la persona afectada puede solicitar al propietario del fichero que se ha completado, la rectificación o completa cancelación de éste.
  • Derecho de oposición: esta cláusula otorga la capacidad al usuario de solicitar al poseedor del fichero, que no se usen los datos personales introducidos en caso de que:
  • Se utilicen los datos sin consentimiento previo
  • Cuando los datos sean utilizados con un fin publicitario o comercial.
  • Cuando el tratamiento tenga como finalidad la adopción de una decisión que se refiera al afectado en cuestión y que se base solamente en un uso automatizado de los propios datos.
  • Derecho de impugnación de valoraciones: con este apartado, los usuarios tienen la posibilidad de no someterse a una decisión que suponga cualquier efecto jurídico sobre su persona. Esta posibilidad se dará cuando la citada decisión se base en la evaluación de aspectos concretos de la personalidad, como pueden ser la conducta, rendimiento laboral o el crédito. Este derecho será válido cuando se den estos tratamientos. Técnicas como el scoring servirán para determinar la personalidad real de los usuarios y ver si son activos de un trato legal o ilegal de sus datos.
  • Derecho de consulta al registro: en este apartado se establece la capacidad que tienen los usuarios de acudir al Registro General de Protección de Datos (perteneciente a la Agencia Española de Protección de datos) para solicitar los ficheros en los que aparezcan y así informarse de su tratamiento y de la finalidad que se busca al utilizarlos. La consulta del registro es accesible, ya que cualquier usuario puede solicitarla a través de Internet, dentro de la página de la propia Agencia y accediendo al apartado de ficheros inscritos.
  • Derecho de indemnización: este apartado se puede solicitar una vez se pruebe que la utilización de datos de un usuario, se ha llevado a cabo de manera ilegal desembocando en daños que afecten a sus bienes o derechos. Si esto es así, la persona afectada tiene derecho a ser indemnizada por la persona, empresa, ya sea pública o privada, que sea responsable de dicha actividad fraudulenta.

En este caso el procedimiento para solicitar la indemnización comprende con la interposición de una demanda en la que se establecerán los detalles que quieran las partes afectadas y cuando ésta se lleve a trámite se pasa a la celebración de un juicio oral.

Figuras del tratamiento de datos personales

Las empresas que aglutinan los datos personales de los usuarios deben estar ahora más atentas a la forma de tratarlos y utilizaros para según qué fines. Pero más que las entidades en general, dos figuras en concreto pueden cargar con la mayor parte de la responsabilidad de un trato inadecuado de la información personal de los usuarios:

  • El responsable del fichero: es la persona o compañía titular del fichero en el que quedan registrados los datos íntimos, y que después de un mal uso de estos puede ser sancionada, según establece la Ley. En términos legales es “la persona física o jurídica, de naturaleza pública o privada, u órgano administrativo que solo o conjuntamente con otros decida sobre la finalidad, contenido y uso del tratamiento, aunque no lo realizase materialmente” (artículo 3.d de la Ley Orgánica de Protección de Datos y artículo 5.1.q de su Reglamento).
  • Por otro lado se encontraría el encargado del tratamiento: que se refiere a la persona o compañía que utiliza los mencionados datos personales para prestar un tipo de servicio al responsable del fichero, como temas de contabilidad, marketing, hosting, nóminas, etc. Aquí dejamos una lista de Sistemas de Gestión de Bases de Datos que será de gran utilidad para tratar este tipo de información.

¿Cómo ejercer los Derechos ARCO?

Si los casos de mal uso de los datos personales de usuarios fueran probados, tanto el responsable del fichero como el encargado del tratamiento podrían verse afectados por sanciones que pueden llegar a establecerse en multas que rondarían los 600.000 euros, dependiendo siempre del grado de ilegitimidad que contengan las infracciones cometidas. Atendiendo a esto, la LOPD establece que: “La cuantía de las sanciones se graduará atendiendo a la naturaleza de los derechos personales afectados, al volumen de los tratamientos efectuados, a los beneficios obtenidos, al grado de intencionalidad, a la reincidencia, a los daños y a los perjuicios causados a las personas interesadas y a terceras personas, y a cualquier otra circunstancia que sea relevante para determinar el grado de antijuridicidad y de culpabilidad presentes en la concreta actuación infractora”.

Si cualquier usuario se ve afectado por el uso ilegal de sus datos personales puede acudir a diferentes instancias tanto públicas como privadas, que le informen sobre su caso en concreto y le aconsejen sobre las medidas que deben tomarse para reclamar un derecho que les pertenece.

Denuncia ante la AEPD

En España se ha creado, la antes citada Agencia Española de Protección de datos (AEPD), como organización especializada en estos casos. Este reciente organismo basa su actividad en hacer que se lleve a cabo el cumplimiento de la materia legislativa que atañe a la protección de datos y en especial, a que se cumpla cuando afecte a los derechos de los ciudadanos. A pesar de ser un organismo público, cuenta con la capacidad de poder operar frente a estamentos tanto públicos como privados y que está plenamente relacionada con el Gobierno de España a través del Ministerio de Justicia.

Esta actividad comprende aspectos tan importantes como atender las quejas formuladas por las personas afectadas y proporcionarles la información necesaria, ejercer la potestad sancionadora que dispone la Ley y transmitir dichas sentencias al Ministerio.

Para llevar a la práctica estas funciones, la AEPD puede solicitar toda la información que considere necesaria para que se cumpla el cometido que se proponga en cada caso. Sus inspectores son así, considerados autoridad pública y pueden exigir en cualquier momento el acceso a los lugares donde estén alojadas las bases de datos que quieran ser investigadas.

Otros medios para ejercer nuestros derechos

Sin embargo, los usuarios que hayan sufrido un mal uso de sus datos personales o se han arrepentido de la cesión que se realizó en el pasado, cuentan con otras alternativas para tener acceso a sus datos y ver que tratamiento se les está dando.

Podrán dirigirse al responsable del fichero para ver los datos disponibles y así mantener su integridad, administrando la accesibilidad que otros usuarios puedan ejercer sobre ellos. Además ofrecen la posibilidad de recibir informes periódicos en formatos diferentes, que facilitan el entendimiento a los afectados.

Aun así estos métodos de reclamación o estudio del tratamiento que se les da a nuestros datos personales como usuarios de Internet, siguen presentando ciertas trabas que convierten los procesos en largos y tediosos. Por esta dificultad que supone la modificación o desaparición de datos en la red, las personas que han victo afectada su privacidad pueden recurrir a servicios eficientes como borrardatosinternet.com, sobre todo si se ha dejado un rastro en internet que no es fácil de interpretar como una información protegida por ley.

Portales como este ayudarán a los usuarios afectados a recuperar su anonimato en Internet, borrando la información que pueda perjudicarle. Es una de las formas más eficientes de evitar que caiga la reputación de los usuarios. Además ofrecen un trato muy personalizado, que gracias a su grupo de profesionales en el sector, no dejan lugar a la desconfianza.

Ha llegado el momento en que los usuarios empecemos por fin a ser dueños de nuestra privacidad en la red. Gracias a estas herramientas podemos empezar poco a poco a conseguirlo, así que no esperes más y no dejes que tu reputación online se hunda.

954_profile

Soledad Rodríguez

 

¿Qué derechos me proporciona la LOPD como usuario?
4.25 (85%) 4 votos

Dejar respuesta